La subcultura Sukeban de los años 70: bandas de delincuentes japoneses

Sukeban: chicas delincuentes japonesas en los años 70

Las sukeban son bandas de chicas japonesas que se caracterizan por sus uniformes escolares alterados con faldas largas y mangas remangadas, que representan un movimiento continuo de escuelas de fiesta.
Queremos conocer su subcultura y su moda.

¿Qué es Sukeban?

Sukeban
La subcultura Sukeban de los anos 70 bandas de delincuentes

Sukeban (スケバン) se refiere a las bandas criminales japonesas de chicas o al líder de una banda. Se dice que la palabra "sukeban" viene de "suke", que significa "chica", y "ban", una forma abreviada de "bancho", un jefe de banda. Los sukeban aparecieron por primera vez en la década de 1960, como contrapartida femenina de las bandas de banchos masculinos o como amigos de los banchos masculinos. Al principio, formaban pequeños grupos que se colaban en el baño de la escuela para fumar, pero poco a poco los grupos se hicieron más grandes y se involucraron en actividades delictivas.

No fue hasta la década de 1970 que el sukeban se dio a conocer ampliamente a través de la publicación de una revista llamada "Sukeban". En aquella época, los sukeban eran conocidos por la violencia y los robos en las tiendas. Los grupos variaban en tamaño, desde el Grupo de Ladronas Unidas de Tokio, formado por unas 80 chicas, hasta la mayor banda, la Alianza de Mujeres Delincuentes de Kanto, de la que se rumoreaba que tenía unos 20.000 miembros.

Subcultura sukeban

Convertirse en sukeban era una forma de rebelión contra la sociedad. En los años 60, las mujeres tenían poca libertad en sus vidas, desde la forma de comportarse hasta la elección de su profesión. Esta situación atrajo a quienes se quejaban de estas normas al mundo de los sukeban.

Por regla general, cada escuela formaba su propio grupo de sukeban, que competía con otro grupo de sukeban para obtener el favor y aumentar su número de miembros. El aumento del tamaño del grupo significaba un fuerte poder sobre otros grupos sukebanos, lo que los llevó a pelearse aún más.

Sukeban seguía reglas estrictas en el grupo, cuya violación llevaba al "linchamiento". Los linchamientos implicaban varios niveles de castigo, siendo el más común la quema con cigarrillos. Los motivos de los castigos variaban, por ejemplo, engañar al novio de otra persona, faltar al respeto a los miembros superiores, hablar con los miembros del grupo rival y consumir drogas.

¿Qué es la moda Sukeban?

Sukeban vestido con uniformes escolares a medida. Se remangaron las mangas, se alargó la falda hasta el tobillo, se acortó la blusa y se pusieron unas zapatillas deportivas con tacón estampado. Los uniformes solían estar decorados con grabados de rosas y caracteres chinos (kanji). También se tiñen el pelo de color marrón claro, a veces decolorado o casi rubio. No se maquillaban mucho, pero las cejas finas eran un símbolo del maquillaje sukeban.

Además de estas características, los sukeban solían llevar máscaras quirúrgicas y portaban cigarrillos y paraguas/razadores. En la década de 1980, la moda sukeban se desplazó hacia el "tokko fuku" que llevaban los boso-zoku, bandas dedicadas a la transformación de motocicletas. En la década de 1980, la moda y la cultura sukeban fueron sustituidas gradualmente por la cultura gal o kogal.

Distribución de Sukeban

Desde la década de 1970 se han producido continuamente películas, literatura y manga con el tema de Sukeban. La mayoría de las películas eran películas de explotación desarrolladas por la compañía Toei como un subgénero de la cultura del porno softcore dominante llamado Pink Films. Las Pink Films se produjeron a bajo coste, utilizando a menudo a las mismas actrices, como Reiko Ike y Miki Sugimoto.
La película más famosa es "Sukeban Deka (スケバン刑事)". Sukeban Deka fue originalmente una serie de manga que se publicó de 1976 a 1982 y fue ilustrada por Shinji Wada. Luego se convirtió en una serie de televisión que se emitió de 1985 a 1987. Sukeban trataba sobre una chica delincuente llamada Saki Amamiya que era buscada por la policía como agente encubierto. Le dieron un yo-yo como arma y tuvo que infiltrarse para investigar actividades delictivas.

Si te gusta esta información, ¡Compártela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir